TORTILLA DE PATATAS: 7 ERRORES HABITUALES



Es un plato universal de la cocina española. El resultado debe de ser algo parecido a un "pastel" jugoso, tierno y cremoso de huevo, patata y cebolla??. En este vídeo plantearemos ese debate y los 7 errores mas frecuentes. No os lo perdáis.



INGREDIENTES

* 500 gr. de patatas peladas
* 1 cebolla mediana (170 gr.). Es opcional.
* 4 huevos
* 300 ml. de aceite neutro
* sal



ELABORACIÓN
Cortar las patatas en cuartos de luna (es decir, por la mitad y por la mitad otra vez). El grosor debe ser el de una moneda.
ERROR 1. CORTE INADECUADO. El corte en cubos o prismas dificulta el pochado de las patatas y puede que se hagan por fuera y por dentro queden duras.
Pochar las patatas en aceite neutro (una variedad de oliva muy muy suave como la arbequina por ejemplo, o un aceite de girasol) para que no tomen demasiado sabor. El aceite de cubrir las patats cuando empice el pochado.
ERROR 2. ACEITE INSUFICIENTE. El aceite debe de cubrir a las patatas para asegurar que todas se hacen por igual.
Partimos a temperatura alta y después ponemos media-baja (de 1-10, ponemos 3). Salamos.
Pochamos 20 minutos y damos alguna vuelta a las patatas para asegurarnos que no se agarren al fondo y que se hagan al mismo tiempo.
ERROR 3. TAPAR LA SARTÉN. Durante el pochado, no debemos tapar la sartén. Si lo hacemos, el vapor de agua no escapará y se quedará en la sartén en forma de agua, de manera que la patata se cocerá en lugar de pocharse.
Una vez pochadas las patatas las ponemos en un escurridor para que pierdan el exceso de grasa.
Mientras pochamos las patatas, podemos ir cocinando la cebolla, que como sabeis es opcional.
Si nos decidimos por usar cebolla, siempre la cocinaremos por separado para asugurar que se obtiene el punto adecuado y se hace toda por igual, y no quedan trozos demasiado hechos y otros duros.
ERROR 4. CEBOLLA PASADA O DURA. Para evitar este problema siempre cocinaremos la cebolla aparte.
debemos usar huevos muy frescos y batirlos con una varilla.
ERROR 5. SOBREBATIR LOS HUEVOS. Si batimos en exceso los huevos o añadimos sal, se hacen más líquidos y no "agarran" bien la patata y la cebolla.
Batimos los huevos ligeramente en un bol y agregamos la patata pochada y la cebolla, que todavía estarán templadas, esto provoca la lenta desnaturalización de la proteína del huevo y por tanto un cuajado lento, a la vez que los almidones de la patata empiezan a convertirse en gelatina.
ERROR 6. NO REPOSAR LA MEZCLA. No debemos cocinar inmediatamente la mezcla, debemos dejar que se combinen los sabores y que aumente la consistencia, en base al trabajo de proteínas y almidones.
Finalmente preparamos una sartén para cuajar la tortilla y un plato de mayor tamaño para voltearla.
Pondremos aceite de oliva (muy poco) y esperaremos que se caliente casi a punto de humo. Vertemos la mezcla y bajamos la temperatura. Agitamos la sartén para comprobar que no se agarra y redondeamos los bordes con una lengua.
ERROR 7. ACEITE POCO CALIENTE.  Si el aceite no está muy caliente la tortilla se agarrará al fondo de la sartén.
A continuación daremos la vuelta a la tortilla, ayudándonos de un plato y pondremos nuevamente la tortilla en la sartén, para que se haga por las dos caras.
Esta operación la podremos hacer tantas veces como queramos hasta que la tortilla alcance el nivel de  cuajado que nos guste.
Es importante que la tortilla quede jugosa, cremosa y tierna.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Translate