TEMPURA DE PIMIENTOS


La puedes hacer con cualquier verdura. Esta vez usamos diferentes tipos de pimientos y los cubrimos de una crujiente tempura con harinas de maíz y trigo que dejan un bocado tierno y jugoso por dentro y durito por fuera. Una delicia.



INGREDIENTES
- 1 pimiento dulce verde
- 1 pimiento dulce rojo
- 1 pimiento dulce verde
- pimientos baby
- aceite de girasol (para freir)


PARA LA TEMPURA

- 40 gr. de harina de maiz
- 70 gr. de harina de trigo
- 1 yema de huevo
- 200 ml. de agua muy fria
- 1 cucharadita de sal
- 1 cucharadita de azucar



















ELABORACIÓN
Lavar los pimientos y secar.
Cortar los pimientos en trozos que entren en un solo bocado y reservar.
Para elaborar la tempura, mezclar las cantidades indicadas de harina de maíz y trigo. Añadir las sal, azúcar y una yema de huevo.
Finalmente agregáis el agua helada y mezcláis todo muy bien. La mezcla tiene que quedar  con el espesor parecido a unas natillas.
Remover muy bien, que no queden gru
mos.
Poner abundante aceite de girasol a calentar. Tiene que alcanzar los 170ºC. Como truco para saber la temperatura, dejar caer unas gotas de tempura, si al caer permanecen en el fondo 2 segundos (aproximadamente) y luego suben a la superficie... perfecto, lo tenéis.
Bañar los trozos de pimiento en la tempura y escurrir un poco, despues pasar al aceite y dejar que se haga durante 3 minutos. Darle la vuelta a los trozos.
Sacar pasado al tiempo y lo ponéis sobre papel de cocina, para que escurra el aceite sobrante.
La tempura debe de quedar de color blanquecino, si se pone dorado, el aceite estaba demasiado caliente.
Podéis tomarlo tal cual o acompañarlo de una salsita tentsuyu o con alguna salsa agridulce o sencillamente salsa de soja. Se toma recién salido de la sartén (sin quemarse).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Translate