LENTEJAS CON CHORIZO

Un sofrito de ajo, cebolla y zanahoria, acompañado de unas rodajas de chorizo tierno y jugoso, sirven de base para rehogar con una pizca de pimentón, unas deliciosas lentejas pardinas, que no necesitan remojo y que con una lenta cocción, nos ofrecen un plato tradicional español de auténtica "cocina de la abuela".



INGREDIENTES

- 200 gr. de lentejas pardinas
- 120 gr. de chorizo fresco
- 1 zanahoria
- 1 cebolla mediana
- 2 dientes de ajo
- chorro de aceite de oliva
- pimentón
- cominos
- 1 litro de agua
- sal

ELABORACIÓN
Picamos muy fino los ajos y la cebolla.
Calentamos a fuego medio un buen chorro de aceite de oliva en una cazuela. Añadimos el picado anterior y un poco de sal.
Dejamos que rehogue lento.
Picamos la zanahoria en dados y agregamos a la cazuela. Tapamos y dejamos que sude durante 5 minutos.
Cortamos en rodajas el chorizo fresco y lo ponemos en la cazuela. Damos unas vueltas para que el chorizo cierre y no se desmigue en la cocción posterior.
Lavamos las lentejas al grifo. No es necesario ponerlas a remojo anterior si son lentejas pardinas.
Si usáis otro tipo de lentejas, seguir la recomendación que os ponga en el envase. Normalmente con un par de horas de remojo en agua fria, es suficiente.
Añadir el pimentón a la cazuela y después las lentejas.
Rehogar durante un par de minutos.
Finalmente añadir el agua y los cominos y dejar cocer a fuego medio durante 30 minutos con tapa.
Pasados 30 minutos, comprobar si es necesario añadir mas agua. Normalmente si es necesario, pues se ha perdido agua por evaporación. Rectificar de sal.
Dejad cocer otros 30 minutos y comprobar si están tiernas y tienen el espesor que os gusta. Si os gustan menos espesas, ya sabeis, se pone un poco mas de agua y se les da unas vueltas.
Servid calentitas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Translate