LASAÑA DE ATÚN

Capas de pasta italiana, separadas por un delicioso relleno de tomate frito con atún en escabeche y en aceite que aportan una suave acidez equilibrada por el matiz dulce del pimiento morrón. El huevo cocido le aporta textura y cuerpo. Todo ello se culmina con salsa bechamel que le da cremosidad y se corona con queso gratinado. Una joya de la gastronomía.



INGREDIENTES

  • 10  láminas de lasaña precocida
  • 650 gr. de salsa de tomate 
  • 4 huevos cocidos
  • 150 gr. de atún en aceite
  • 150 gr. de atún en escabeche
  • 100 gr. de pimiento morrón
  • sal al gusto


PARA LA SALSA BECHAMEL

  • 30 gr. de mantequilla
  • 30 gr. de harina
  • 500 ml. de leche entera
  • sal al gusto
  • nuez moscada rallada


PARA GRATINAR

  • 100 gr. de queso rallado


ELABORACIÓN
Hay diferentes tipos de láminas de lasaña. Hay láminas de pasta que es necesario cocer y otras que ya vienen precocidas.
Yo he usado láminas de lasaña precocida que necesitan hidratarse en agua unos minutos.
Poner a hidratar las láminas de pasta siguiendo las instrucciones del envase. En mi caso las tuve en agua templada 8 minutos.
Mientras preparar el relleno. para ello Calentar una sartén a fuego medio y metéis el tomate frito. Debe ser salsa de tomate que esté muy densa. Si es necesario la reducís previamente.
Picáis los huevos cocidos en dados y los añadís.
Seguidamente metéis el atún de las dos clases y el pimiento morrón picado en tiras.
Ponéis la sal que os guste y cocináis removiendo durante unos 3 o 4 minutos y reserváis.
Para la bechamel ponéis la mantequilla a fuego medio y la derretís. Meted la harina de golpe y cocináis 1 minuto removiendo con espátula de madera.
Metéis la leche poco a poco. También añadís la nuez moscada y la sal al gusto.
Con la espátula, no dejéis de remover y cocinad durante 5 minutos.
Retirad y reservad.
Sacad las láminas de pasta del agua y secad con papel absorvente.
En una fuente de horno alta, poned un poco de bechamel y una capa de pasta. A continuación un hilo de bechamel y el relleno. Poned otro piso de pasta y relleno y rematad con otra capa de pasta.
Finalmente, napais con la salsa bechamel. Que quede todo bien cubierto.
Poned el queso rallado encima de la bechamel y meted en horno precalentado a 220ºC hasta que se gratine.
Servid sobre plato calentado en horno (60ºC) y espolvorear sobre el plato un poco de queso para decorar.
Buen provecho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Translate