PAN Y CHOCOLATE


Bollitos esponjosos, humedecidos en leche aromatizada, crujientes por fuera y jugosos por dentro con un corazón exquisito de crema de chocolate fundente y deliciosa.
Esta receta es para aprovechar unas medias noches, que me quedaron duras después de unos días.
En cocina no debemos tirar nada. La cocina de aprovechamiento es muy importante y..... mejora nuestra economía.

INGREDIENTES
  • 10 medias noches
  • 10 cucharadas de crema de chocolate
  • 250 ml. de leche
  • 1 cucharada de azucar
  • 1 cucharada de esencia de vainilla 
  • aceite de girasol para freir
  • 1 huevo
  • 2 cucharadas de harina
  • 1 cucharada de azucar glace
  • 1 cucharadita de canela  molida

ELABORACIÓN
Poner leche a calentar y cuando esté calentita y fuera del fuego disuelve una cucharada de azúcar y la esencia de vainilla. Reserva y deja templar.
Abre las medias noches por la mitad y pellizca su interior para retirar un poco de miga y así dejar espacio para la crema de chocolate.
Rellena el hueco con crema de chocolate y cierra las medias noches.
Baña ligeramente las media noches en la leche templada. No las empapes demasiado.
Bate un huevo en un bol.
Pásalas por harina y las rebozas en el huevo batido.
Prepara aceite de girasol en una sartén y calienta a 180ºC.
Introduce las medias noches y que queden doraditas.
Saca a papel de cocina, que suelten el aceite sobrante.
Deja que sequen.
Junta canela molida con azúcar glace y ayudándote de un colador, espolvorea la mezcla sobre las medias noches.
Ya puedes disfrutar de esta delicia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Translate