AJOBLANCO Y FONDONEGRO

Ajoblanco es una deliciosa sopa fría muy típica del sur español. El ajoblanco es posiblemente una de las tres sopas frías mas populares en España junto al gazpacho y al salmorejo.
Aunque su nombre parece un homenaje al ajo, no lo creáis. El resultado no es ni mucho menos fuerte o intenso, es muy agradable.
Es una bebida refrescante y sabrosa que siempre nos deja con la sensación de que necesitamos más. Probad, probad y luego me contáis.
Muchos de vosotros me habéis pedido que añada el COCINOGRAMA de las recetas que vamos publicando.
Próximamente pondré una entrada donde volveré a contar las características de esta especie de "hoja de ruta" para las recetas. Es muy muy útil en la cocina, sobre todo para los que no tenéis demasiada práctica.
Si os lleváis en una hojita ese dibujo-resumen a la cocina, lo tendréis todo mas fácil.
He recibido sugerencias vuestras para incorporar al COCINOGRAMA  que ayudan a ver que actividades se pueden realizar simultáneamente para ahorrar tiempo en la cocina. Muchas gracias a todos vosotros por aportar ideas.

INGREDIENTES
PARA EL AJOBLANCO
  • 100 gr. de  pan asentado
  • 50 ml. de vinagre de Jerez
  • 600 ml. de agua muy fria
  • 1 pizca de sal
  • 130 gr. de almendra pelada
  • 120 ml de aceite de oliva
  • 2 ajos medianos ( o uno grande)
  • 1 cucharadita de sal
PARA EL FONDONEGRO
  • 100 gr. de aceituna negra  sin hueso
  • 2 tomates secos en aceite

ELABORACIÓN
Seleccionad la miga de un buen pan. La ponéis en un bol a hidratar con agua suficiente para ablandarlo pero no lo empapéis. Dejadlo en el frigo unos 30 minutos.
Mientras preparáis el fondonegro a base de una mezcla de aceitunas deshuesadas y tomates secos en aceite. Triturar y reservar.
Una vez hidratado el pan lo ponéis en el vaso para triturar y añadir el ajo, sal, el vinagre (si os gusta con vinagre, en caso contrario, no lo pongáis) las almendras y un poco de agua muy fría.
Triturar la mezcla y cuando esté muy fina, añadir el aceite de oliva en hilo para obtener una emulsión.
Cuando finalicéis, agregáis el agua que os guste para obtener la densidad deseada y seguir triturando.
Finalmente, guardáis el ajoblanco en el frigo al menos 2 horas para que se ponga muy frio.
Para servirlo, podéis hacerlo en copa, poneis en el fondo de la copa la mezcla e aceituna y tomate seco y encima el ajoblanco hasta completar.
Decorad con albahaca fresca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Translate