ROSCÓN BABY

Puede que un Roscón de Reyes sea excesivamente grande para nuestras necesidades. No hay problema con el Roscón Baby, todo solucionado.

INGREDIENTES

  • 400 gramos harina fuerte
  • 100 gramos harina normal
  • 25 gramos levadura
  • 100 gramos azucar
  • 2 huevos
  • 5 gramos sal
  • 100 gramos aceite de oliva
  • 100 mililitros leche
  • 50 mililitros agua

                        
 
ELABORACIÓN

Cernir las harinas y ponerlas en un bol.
Después añadir el azúcar, la sal, el aceite y los huevos.
Disolver la levadura en la leche y el agua tibia.
Unirlo todo y mezclar en bol.
Cuando la masa se haga dura y se no se pegue al tocarla, sacarla del bol y trabajar en mesa.
Trabajar en mesa durante al menos 20 minutos.
Añadir algo mas de harina si la masa se pega a las manos o la mesa.
Amasar hasta conseguir una masa homogénea y elástica.
Dejar reposar con film en superficie para que fermente y triplique su volumen (durante el tiempo que sea necesario, a veces has 4 ó 5 horas).
Una vez fermentada la masa sacarle el aire amasando nuevamente y hacer bolas de al menos 45 gramos (si queréis mas grandes... adelante).
Hacer con cada bola unos cordones y anudarlos formando una rosca.
Poner sobre papel de horno y dejarlo fermentar nuevamente hasta que triplique.
Cuando hayan fermentado pintar con huevo batido y decorar con trocitos de fruta escarchada, azúcar ligeramente humedecida y laminas de almendra.
Meter a horno a 190º hasta que doren con fuego arriba y abajo.
Que aproveche.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Translate